miércoles, marzo 28, 2018

Museo de la Industria de Avilés. Ideas para relanzar la Villa





Avilés se encuentra ante una oportunidad histórica.  La recuperación de los terrenos que ocuparon las baterías de Cok la posibilidad de capitalizar sus instalaciones como elemento de prestigio y promoción de la Villa relanzando al tiempo el Centro Niemeyer bajo una misma iniciativa  presentan una oportunidad única que no se debe desaprovechar



Partimos del Puerto, como motor económico histórico de la Villa, y proponemos articular un proyecto cultural, un "Museo de la Industria", actividad principal de Avilés.

Un proyecto que que integre también iniciativas ya previstas y de paso rescate aquel espíritu de renovación que impulsó la idea de la "Isla de la Innovación" actualizando a la realidad de hoy en día. Un proyecto para Asturias en definitiva.



Visitantes en las Baterias de Cok de Zollverein


Manteniendo la estructura de todos los elementos patrimoniales actuales, se  trata de crear una estructura argumental que justifique y promueva la conservación del rico Patrimonio Industrial existente y sirva a su vez de escaparate del conocimiento industrial de Avilés, de su capacidad transformadora y de su larga historia comercial e industrial.

Porque es perfectamente posible impulsar Avilés como un referente de prestigio tecnológico y cultural en la línea emprendida por otras grandes ciudades europeas como Glasgow, Sheffield, Turín o Hamburgo.





Manteniendo la "integridad" de todos los elementos patrimoniales actuales. 

Es fundamental la integración del Centro Niemeyer en el conjunto. 




Fuente Google Maps

El conjunto que ofrecen el Centro Niemeyer y el complejo petroquímico del carbón, Baterías de cok, que denominaremos “La Catedral" en terminología de este proyecto, es único e irrepetible. No solo es la calidad de los elementos que lo componen, sino lo privilegiado de su disposición longitudinal, con el mar y Puerto en un extremo ["Puerta de Avilés"] y en el lado opuesto los edificios monumentales ya catalogados: "Hornos de Fosa" y "Naves de Laminación"




Desde aquí apuntamos de nuevo una idea que ya surgió en el pasado por varios actores, este grupo de trabajo incluido, pero no fue tomada en consideración por distintos motivos.

Lo que ahora proponemos parte de la situación actual en cuanto a planes de desarrollo urbano y tecnológico de Avilés, y remite al Patrimonio Industrial y su entorno, ahora amenazado, para organizar los distintos elementos que formarían parte del Museo, añadiendo en base a ello un proyecto de regeneración de la imagen de la ciudad, muy penalizada medioambientalmente y carente de espacios museísticos de referencia.

Lo importante es que surja el debate, que se valoren pros y contras de esta u otras ideas que surjan en paralelo y que se decida después de un buen proceso de reflexión, mas allá del uso actualmente previsto en el que se prescinde de la conservación de este patrimonio (ver propuesta) .






Los planes para el espacio donde se ubican las baterías de coque y entorno del Niemeyer no deberían quedar limitados a una simple disponibilidad de suelo industrial sin otro valor añadido.



Eso sería condenarlos al olvido y la ruina, más aún cuando suponen un activo cultural y económico que la ciudad ni puede ni debe desaprovechar.


Imagen relacionada

Escenario de conciertos en las Baterías de Cok de Zollverein, Alemania




¿Qué tiene Avilés?


Una de las más ricas historias comerciales, portuarias e industriales de todo el país. Por aquí han pasado y persisten industrias y tráficos de lo más variado. Desde el comercio de la sal en la Edad Media a instalaciones eólicas de alta tecnología, pasando por la industria conservera, la emigración a América, el vidrio, el aluminio y el acero, puede decirse que Avilés y su puerto han visto casi de todo.

Toda esta historia, la experiencia y el conocimiento acumulado por su gente necesita de un lugar, de un símbolo, algo que que no solo recuerde y conserve lo pasado, sino que sirva de referencia para los propios vecinos de la villa, que sea un acicate para que la conozcan los de fuera, una tarjeta de visita ante futuros socios que quieran comerciar con la ciudad o dejar en ella sus inversiones.


En este sentido, una iniciativa de este tipo puede ser un "gancho" muy atractivo a la hora de atraer congresos, encuentros y turismo a la Villa.


Imagen relacionada
Recreación de aspecto nocturno. Fuente Zollverein



Avilés también dispone de un conjunto emblemático, el Centro Niemeyer, estratégicamente ubicado en la cabecera del Puerto, necesitado de un relanzamiento acorde a su entidad y posibilidades y que ,sin perder su actual orientación cultural, encaja perfectamente en esta propuesta museistica.






¿Porqué un Museo de la Industria?



Los museos técnicos e industriales son sinónimo de prestigio allí donde se implantan, sobre todo cuando lo hacen en lugares con un consolidado pasado y saber hacer industrial.

Por otra parte son fuente de atracción de visitantes cuando se gestionan con ingenio y creatividad, al tiempo que generan alrededor cierta actividad académica y cultural de alto nivel.


De hecho, en el entorno físico que se propone, ya existen ubicados centros de excelencia tecnológica que deberian ver potenciada su imagen con una iniciativa así, formando una especie de "campus compartido".





En el caso de Avilés estaría más que justificado promoverlo, pues la variedad de industrias y usos presentes en la Comarca es evidente: desde el Carbón y el Zinc de Arnao, pasando por el vidrio, el acero en todas sus variedades, aluminio, fertilizantes etc...se cubre una gran cantidad de actividades productivas que afectan a multitud de sectores: automoción, navegación, construcción, etc...

A ello hay que añadir la actividad portuaria, el comercio, la pesca de forma que tenemos en un territorio muy delimitado una de las mayores concentraciones de actividad industrial de Europa ¿De verdad esto no merece un museo?

Y como previo a todo ello, un pasado de comercio medieval y una gran emigración a América salida de este puerto, motores de la economía avilesina durante siglos.








No se propone únicamente un museo de la Siderurgia, del cual ya existe una iniciativa en Asturias, sino uno que vaya más allá, uno que aparte de conservar y utilizar el "tesoro industrial" que alberga el patrimonio avilesino, se oriente no solo a contar cuales han sido los procesos productivos de esta industria, sino también lo del resto de las presentes en la Comarca de Avilés

Se trataría de contar no solo “lo que se hace” en Avilés y “como se hace” sino "para qué se hace”, enfocando los contenidos y dinámica del museo hacía el resultado de dichos procesos, a lo que aportan a la sociedad y a la economía en su conjunto. En otro artículo desarrollaremos estas ideas.




Edificio de Hornos de Fosa,  y detrás las imponentes naves de Fernández Casado. En un futuro podría ser el espacio expositivo principal del museo si se liberase de actividad y revertiera a la ciudad. Por el momento habrá que esperar pues afortunadamente se confirman nuevas actividades en el mismo relacionadas con la industria eólica

 Fuente. Google Maps



¿Como se articularía este proyecto?


Un museo moderno no es necesariamente un contenido confinado en un edificio, sino que puede construirse sobre una serie de elementos con un relato común, con un mismo hilo argumental que te permita ir pasando de uno a otro sin perder de vista por qué uno está allí y que es lo que estas viendo.


Este concepto es particularmente útil cuando se pretende explotar turísticamente pues permite la elaboración de rutas, paseos, exposiciones temporales, etc, dándole mayor flexibilidad al conjunto.

Por otra parte, de cara a su mantenimiento permite disponer de instalaciones mayores a menor coste de mantenimiento en tanto este puede fraccionarse.


Fuente: Carlos Alonso

Avilés abierto al mundo, a nuevos proyectos e intercambios, desde su sólido pasado industrial y cultural. Centro Niemeyer como entrada del Museo,  receptor de visitas de ultramar y primer contacto con la historia y patrimonio de la Villa


Avilés ya tiene lo más caro y difícil de conseguir, que son las instalaciones y, además, las tienen excelentemente ubicadas bajo una una disposición lineal que, además, apunta al Mar. Un autentico lujo.


Además, dispone de instalaciones de altísimo valor patrimonial, todavía integradas en Arcelor-Mittal, como son los Hornos de Fosa, Naves de Laminación en Caliente de Fernández Casado, Talleres de Mantenimiento, Red Ferroviaria, etc.......que un día podrían incorporarse a esta o iniciativas similares.

Con esa idea, el museo que proponemos estaría integrado por el actual Centro Niemeyer, Las Baterias de Coque o planta petroquímica ( para este proyecto "La Catedral") y a medio plazo los Hornos de Fosa.

Ejemplo de contenido museístico. Fuente: Kelham Island Museum. Sheffield



Como elemento auxiliar destacado se integraría la antigua chimenea del Sinter, adaptando un proyecto de hace años formulado por Omar Ramos, la "Torre Gecko", como nuevo faro del Puerto,elemento distintivo en altura de la ciudad, además del "burro" del Horno Alto que ha sobrevivido.

También se integraría en el Museo el Poblado de Llaranes como espacio propio, quedando abierta la posibilidad a nuevas incorporaciones como las Naves de Balsera

Los centros tecnológicos presentes en el entorno y nuevas empresas con aportación de valor industrial y tecnológico  se integrarían también en el espacio museístico, reforzando mutuamente la visión de presencia y conocimiento industrial .

Entrando más en detalle, la propuesta asigna a cada elemento los siguientes usos


















Centro Niemeyer
Si bien acoge una intensa agenda cultural, se ha diluido su papel como edificio emblemático y a día de hoy está necesitado de un más que merecido relanzamiento. Pensamos que es fundamental la integración del Centro Niemeyer en el conjunto que se propone.

El Centro sería el acceso al Museo, del mismo modo que hoy se accede al Museo del Prado desde Los Jerónimos o al Louvre a través de la Pirámide, por citar referencias conocidas.





                                                                                                                           Fuente: Carlos Alonso


El Niemeyer acoge al visitante, le da una visión global del papel de Avilés y de su Puerto en la historia del comercio, la emigración a América, la industria y la tecnología, al tiempo que le abre la puerta a la rica vida cultural de la ciudad, creando una visión de impacto, de calidad, de conocimiento.


La torre permitirá mostrar el alcance de lo que luego se verá durante el recorrido museístico, cuyo punto de partida tiene lugar en el mismo centro.




Baterías de Coque "La Catedral" [Complejo petroquímico del carbón]

Llegamos a la instalación más amenazada o controvertida en estos momentos. Forman parte del Complejo Industrial de ENSIDESA, considerado uno de los 100 más destacados de Espña según catalogo del TICCH En esta propuesta se conservarían en su conjunto, gasómetros, torres y cintas de transporte incluidas, salvo instalaciones auxiliares que no aporten valor. Es importante no desmembrarlas, dejando un gasómetro suelto y "un montón de chatarra a eliminar" , como se ha llegado a decir. Debería evitarse a toda costa que sigan el destino de las de Altos Hornos de Vizcaya, cuya perdida aún en día se sigue lamentando ( Ver artículo de la AVPIOP al respecto)



Baterias de Cok de Zollverein iluminadas de noche



Baterias de Cok de Avilés . Fuente: Google Maps



"La catedral es un barco que navega despacio" ( decía Pablo Guerrero) . El conjunto petroquímico del carbón, o baterías de coque, se erige en elemento de referencia industrial del conjunto y del Museo. Su morfología evoca la de una catedral ( Gasómetros, campanarios, baterías, naves, Chimeneas y cintas, pináculos y arbotantes) 




La estructura no puede ocultar su dinamismo y quizás por ello es uno de los elementos que suelen salvarse cuando se reconvierten en patrimonio las instalaciones siderúrgicas. En España hay dos hornos conservados ( Sestao y Sagunto) pero ninguna batería de coque, y menos de esta envergadura. 





Perder esta estructura, no capitalizarla, seria una perdida irreparable pues hay que pensar que en unos años no existirán baterías de coque en el mundo y las supervivientes pasaran a ser monumentos únicos hasta el punto de que en algunos lugares ( Alemania ) han sido ya declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ....Avilés puede permitirse el lujo de conservar uno de los ejemplares más relevantes.










Avilés tiene uno de los mayores y mejores patrimonios industriales de Europa vinculados al acero y sin embargo NO EXISTE en las Ruta de Patrimonio Industrial auspiciada por la Comisión Europea, algo que debería corregirse. [Ver ERIH]






Torre - Faro del Puerto ( Torre "Gecko")

Hace años, el vecino de Avilés Omar Ramos ideó y diseñó una rehabilitación de la torre del Sinter en la que le dotaba de nuevas atributos y funcionalidades.

Retomamos esta idea pues sigue siendo plenamente valida y aportaría un elemento de referencia en altura a la propuesta que realizamos, siendo su iluminación una referencia en la distancia que evoque las llamaradas y chimeneas que en el futuro habrán desaparecido. Elementos singulares como estos dan imagen y prestigio a los puertos donde se ubican,




Fuente: Omar Ramos

Torre Gecko. Idea de Omar Ramos sobre la chimenea del Sinter. Nueva Torre Faro del Puerto. Referencia en altura del Museo 


Las baterías se constituyen en el símbolo visible del reciente pasado industrial que transformó completamente el territorio. Se convierten en un espacio didáctico, visitable, con zonas dedicadas al ocio y actividades culturales, tal como existe ya experiencia en otros lugares ( Zollverein)


Se acondicionarían los edificios anexos a la instalación, o se construirían nuevas naves, para albergar el centro de interpretación de la industria, con ejemplos de actividad de todas las actividades industriales presentes y pasadas de Avilés, maquetas, ejemplos de procesos productivos, robótica, etc.....Sería la primera fase de este museo, en espera de que pudiera extenderse la colección a otros edificios industriales de la zona.


Sería fundamental poder contar con al apoyo y patrocinio de empresas y universidades, sobretodo las empresas presentes en la zona que podrían utilizar este espacio para exponer sus actividades, productos, proyectos, etc... y ser también un espacio de "presentación" para nuevas actividades interesadas en instalarse por la zona.


El parque de carbones, y resto de instalaciones de bajo valor se destinarán al mercado de suelo industrial o de servicios, tal como se propone actualmente. Por último, en la financiación de esta iniciativa es muy importante contar con socios locales y con el apoyo del Principado de Asturias. Hace falta visión estratégica y voluntad política para acometer un proyecto así.




¿Como se coordina esta propuesta con la Isla de Innovación?


La Isla de la Innovación fue un proyecto que respondió a una época y que aún permanece vivo en la página Web del Ayuntamiento de Avilés, donde puede consultarse.

Aquello no pudo ser y probablemente no pueda serlo nunca en los términos que se planteaban, dificultades técnicas aparte, pues entre otras cosas el contexto económico e industrial sobre el que se desarrolló esta propuesta ha cambiado mucho a nivel mundial durante los últimos diez años, pero permanece viva la idea que lo impulso como factor regenerador de Avilés, y que en esta tesitura merece ser reformulada y adaptada a proyectos de futuro viable.


La propuesta que traemos recoge aquella parte de la idea y la une a la realidad, la cual es que Avilés es una realidad industrial y que ese es su activo, como debe presentarse, lo que debe vender, sin renunciar nunca al respeto a su historia y su vasto conocimiento en cuanto a saber industrial.

Este planteamiento encaja perfectamente dentro de la propuesta del Ayuntamiento, pues en palabras de la propia alcaldesa, Mariví Montserín:



 «(la zona) Debe ser destinada a acoger nueva actividad productiva innovadora y tecnológicamente más avanzada, más sostenible medioambientalmente y generadora de empleo cualificado, dentro del Parque Científico y Tecnológico Avilés Isla de la Innovación, a imagen de otras empresas y centros de investigación que ya forman para de este espacio»


A lo que nosotros añadimos la "vertiente cultural y académica" en forma de Museo que refuerza estas palabras, una gran oportunidad política, si quiere aprovecharse. 

El pasado esplendor portuario de Avilés facilita un contexto cultural e historico que nos permite construir un relato más amplio


Ejemplo de exposición . Fuente Science Museum 



¿Que se ha hecho en otros lugares?


Zollverein 

Recuperó las baterías de coque ( muy similares a las de Avilés) donde construyó un estanque, una pista de hielo, piscinas y espacios de luz y sonido. Está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (SU WEB AQUI)


Pista de Patinaje sobre hielo en las baterias de Zollverein, Alemania.  Fuente Germany Travel




Imágenes integradas 6


Oberhausen

Su famoso gasometro recoge multiples actividades y fué conocido en los Mundiales de Futbol de 2010 por albergar al pulpo "Paul", conocido por sus pronósticos . [Ver su Web]







Voelklinger Hutte

Decana de la Siderurgia Alemana, el conjunto está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  [Ver su Web]


Imágenes integradas 8

Imágenes integradas 9




Uckange, Francia

Antes un gran complejo siderurgico, hoy un parque....MAS INFORMACION aquí

Imágenes integradas 10



Parque Fundidora, 

En Monterrey, México. Allí se recuperó toda una instalación siderúrgica y hoy es un museo e importante centro de congresos y encuentros internacionales VER WEB


Imágenes integradas 3
 Plano del parque y Museo del acero




Imágenes integradas 7

Imágenes integradas 11



España

El mantenimiento y conservación de los Hornos de Sestao y Sagunto son dos ejemplos destacados de conservación de instalaciones, si bien esta acción se corresponde a políticas de hace años donde no se velaba por la preservacion del conjunto industrial, tal como se apunta hoy en día, sinó de elementos aislados. 

No obstante son también referencias a seguir por Avilés y hoy en día constituyen el "umbral mínimo" en cuanto a conservación de instalaciones. Lamentablemente, Avilés perdió sus hornos pero conserva sus baterías de cok, a diferencia de aquellos, razón de más para conservarlas. 








Un nombre para la iniciativa : Indus3a - Museo de la Industria de Asturias

En resumen, la idea de un Museo que aglutine en su entorno diversas iniciativas culturales y empresariales, además de poner en valor el rico Patrimonio Industrial de su entorno atiende a necesidades que fueron identificadas en su día por anteriores propuestas orientadas al desarrollo de la Villa, en concreto:


  • Reforzar la identidad y el sentido de pertenencia de los avilesinos a través de un símbolo representativo del Avilés que fue pero también del Avilés que será.
  • Proyectar una imagen nueva y ambiciosa de la ciudad, orgullosa de ser, entre otras cosas, una ciudad industrial, tanto interna como externamente, rompiendo con la proyección negativa actual.
  • Recuperar, poner en valor e interpretar la memoria histórica (incluida la época moderna de industrialización) de Avilés.
  • Centralizar los recursos patrimoniales (materiales e inmateriales) existentes de forma dispersa y permitir su conservación, investigación y difusión.
  • Centralizar la interpretación a nivel global del proceso de industrialización en Asturias.
  • Implicar en un proyecto global a las empresas del entorno, a los concejos de la comarca y a los diferentes grupos de interés.
  • Desarrollar producto turístico de actividad para fortalecer la oferta de Avilés y de Asturias.
  • Dotar de equipamientos flexibles que puedan responder tanto a aforos reducidos como a grandes formatos con modelos de gestión igualmente flexibles y dinámicos.
  • Embarcar a la ciudadanía en un proceso de cambio cultural, tangible, racional, viable y sin artificios, para despertar la ilusión de Avilés utilizando y recuperando nuestros propios recursos ya existentes, que otras muchas ciudades no tienen y que para la Villa supone un punto de partida inigualable.


Este es un breve repaso a una idea que consideramos realista, útil y lucrativa. Porque los museos no son iniciativas de gasto a fondo perdido. Bien concebidos y gestionados atraen visitantes, generan ingresos y dinamizan la vida de las ciudades donde se asientan, sin contar su influencia económica en el entorno, que puede ser muy relevante.


Hay que ver esta iniciativa como una "inversión que conserva".


Avilés, Marzo 2018

Fdo.:
  • Equipo Texeo
  • Lavagoneta
  • Rafael Balbuena
  • Club Popular de Cultura de Llaranes




3 comentarios:

  1. Interesante propuesta. Habrá que estar atentos a los acontecimientos próximos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:43 p. m.

    Dar prioridad a la ciudad de la innovación que falta. Avilés ya tiene cultura, la falta está en el impulso Tecnológico para el posicionamiento nacional y favorecer al rejuvenecimiento de la ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. BUeno, en esa linea va la propuesta. Un Museo de prestigio sobre buenas instalaciones ( y estas ya existen) actuaria de iman para nuevas inversiones que ayudasen a esa regeneración.

      Eliminar